Memorias de un cuarto

Detrás de esa puerta
aun vibran los huesos
aun nos despertamos
en un colchón de besos
cabalgando penumbras
de un rojo amanecer.

Sembrado en la tierra
de ese cuarto mío
eres la hierba
y yo el rocío
eres el río
yo la sed.

Pintada en la luz
de ese cuarto tuyo
soy el murmullo
y tú la voz
soy el capullo
y tú la flor.

Sobre esas lozas
aun corren las gotas
y la pobre ducha
prefiere no ver.
Gime la almohada
duelen las uñas
suspiran las paredes
recordando el ayer.

Jocy Medina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s