Huracanes: mensaje de la Madre Tierra

Tal como el fuego regenera un bosque, estos huracanes limpian el planeta. Si tanta destrucción permite una metáfora, quizás todos estos terremotos, temblores, huracanes, tornados y avisos de tsunamis, son el idioma que puede la Madre Tierra utilizar para decir: “No más”.

No hay que ser la Madre Tierra para querer defenderse. Hasta los seres humanos, después de largo tiempo sintiéndonos subyugados e infelices, un día decretamos: “no más”. Nada más maravilloso que la opción “mecanismo de defensa” para ahuyentar enfermedades, malos ojos y comportamientos destructivos de los demás. Nosotros los humanos, para no enfermarnos nos inmunizamos, para ahuyentar la envidia nos colgamos un ojito al cuello, y para no vivir sumisos a comportamientos destructivos del prójimo, nos divorciamos. Quizás la Madre Tierra no tiene a mano esas opciones. Para Ella no hay ni vacuna, ni pendiente protector, ni bufetes de divorcio.huracan-irma-malecon-la-habana

Quizás para ella la única manera de reinventarse y regenerarse es a golpe de temblores, huracanes, tornados y tsunamis. Quizás revolviendo el fondo de los mares con revuelos de huracanes categoría 5 es que Ella puede acceder nutrientes esenciales que duermen en el fondo del mar, y que son parte del olvido en ciertas zonas áridas del planeta. Quizás derritiendo glaciales es la forma que Ella encuentra para acceder a la memoria de nutrientes que solo pueden guardar aguas primitivas, para luego entregarlas a esta generación que chupa del planeta como diez perros de una sola teta.

Quizás un Tsunami no es más que una ola que ayuda a transportar nutrientes que el huracán excavó a otros lados que lo necesitan. Quizás tornados y lluvias torrenciales sean de revolver un lado para que comida carente viaje a otro, y que llegue agua a esas presas, a ríos y desiertos donde se ha pronosticado que la vida en menos de cincuenta años ya no existirá.

Madre al fin, quizás todo esto no es más otra forma de Ella de decir, “yo los salvaré, aunque ello cueste mi propia destrucción“.

Hoy el mundo llora por el huracán Irma que arrasó por las islas del Caribe, por el terremoto que destrozó a México, por lo que vive Puerto Rico ahora mismo a causa huracan1del huracán María, por el hambre que causan los desnutridos glaciales del polo Norte a los aborígenes, por el pronóstico de un próximo Tsunami en Asia. Y la lista continúa… pero es que tal como cada uno de nosotros venimos con nuestra misión de vida a este plano, la Madre Tierra vino con una misión: sustentar la vida nuestra. Y cuando digo “nuestra” hablo desde la ameba hasta el ser humano de hoy en día. Lo triste es que no todos los seres de esa cadena nos comportamos lo mejor que podemos para ayudarla a ella cumplir su única misión.

Comprobado por la ciencia, los huracanes no son más que la Madre Tierra enfriando el planeta que nosotros día a día recalentamos. No son más que el transporte de agua y minerales a zonas que de otro modo morirían de sequía. No son más que una excavación de aguas frías en el fondo del mar para devolvérsela a la atmósfera. No son más que una acción de limpieza natural para que los abundantes ríos y quebradas crezcan a limpiar la basura acumulada por la actividad humana. Es un modo de salvar nuestros corales marinos que dan vida a todas las especies marinas que sin ellas no hay vida para nhuracanesadie más.

Y si tanta metáfora biológica no alienta ni convence, quizás más que científicas todas estas rebeldías naturales no son más que una lección espiritual que nuestra Madre Tierra quiere dar. Una retahíla de desastres que Ella usa como discurso subliminal, para explicarle a aquellos apegados a tanto superfluo material que lo que importa en este plano son dos cosas:

  • realizarnos como seres humanos y,
  • protegerla a Ella para que los que lleguen después la puedan disfrutar también.

Puede que nada de esto sea meteorología sino un llanto más de nuestra Madre Tierra para que nosotros, niños malcriados que creemos merecerlo todo, aprendamos a escuchar.

Por Jocy Medina

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Iraida dice:

    Genial …

    Me gusta

  2. Orlando Toussaint Fernández Pavón dice:

    Ya ves Jocy Medina. En este artículo muestras lo positivo que pueden tener tus mensajes. Algo que pensamos muchos y en esencia alberga nuestros temores y presagios. Lo difícil es aceptar que la culpa de unos pocos inconscientes tenga que pagarla toda la Humanidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s