¡NADIE quiere ser como los HOMBRES! un mensaje a las feministas

Mensaje de una cubana a las feministas del mundo

Las cubanas somos pro-mujer, y lo somos de cuna. Una niña cubana nace con su gracia y vive feliz con ella. Se sabe linda, suficiente, completa y jamás le daría por la tara del feminismo como modo de ser como los hombres. No. Una cubana odiaría ser como los hombres. ¿Cuándo en tu vida viste a un hombre recibir un óvulo y con él lograr la creación más maravillosa de la tierra? Léase: un ser humano. Las mujeres somos valientes, libres y de la nada sacamos gracia.

Hágame el favor y guárdense las tetas. Enseñarlas o no, jamás las hará ni superiores ni inferiores. Desde la mujer cavernícola hasta la de hoy (genéticamente idénticas ambas, por cierto) estamos diseñadas fisiológicamente para usar nuestras glorias sexuales para la conquista. Y si les alivia saberlo, -a modo a que ahora no se me hagan las inferiores- a los hombres le hicieron lo mismo. Ellos, desde la era de las cavernas rapidísimo se dieron cuenta de que les iba mejor en aquello de la conquista si se tapaban su “guindandera”.

Tienen razón, ninguna mujer tiene un orgasmo limpiando la cocina. No… el orgasmo uno lo tiene seducciendo al hombre y enseñándolos a cómo navegar nuestros cuerpos para que nos den sexo justo como nos gusta. Y en días de menos suerte, …bueno… pues siempre hay un juguetico que nos salva el día esperando ahí en la gavetica.

Es evolución saberse mujer. Es inteligencia aprender a jugar el juego con las fichas que nos dieron.

Ustedes no son feministas, sino tontas, cuando piensan que ser igual al hombre las hace superiores…. Cuando lo único que eso significa es un paso atrás (y en caja quinta) Ya, y hace mucho, somos superiores. No lo digo yo que soy mujer -orgullosísima de serlo– lo dice la ciencia. Somos superiores en lo que debemos ser, y ellos lo son también, a su manera.femin5

Entonces, la clave está en complementarnos. La magia no está en lo que nos hace iguales sino en lo que juntos nos hace más fuertes. Sentirse orgullosa de ser mujer es admitir, por ejemplo, que antropológicamente nos tocó peor sentido de dirección (comprobadísimo con rayos X que se les han hecho al cerebro) y que a ellos le dieron poca materia gris para leer lo que dice la carita del bebé sin que el chico tenga siquiera que abrir los ojos.

Ser fuertes y valientes es hablar y denunciar cuando nos hacen daños, ya seamos hombres o mujeres. Si alguien nos viola, vayan y denúncienlo. Si alguien nos da menos salario por el mismo trabajo que a otra persona de la empresa, proteste o gánese el ascenso si no hubo injusticia. Ese es el ejemplo que deben darles a sus hijos.

Luche por su posición social superándose y haciendo un buen trabajo, no tirándose a las calles con las tetas afuera y llegando a casa con una multa por haberle caído a piedras a una patrulla. Eso no es la inteligencia que nos caracteriza.

Ubíquense mujeres, y capitalicen en todas las joyas genéticas que traemos del antepasado de la especie. Créanme. Las cubanas tendremos mil defectos -como todas las mujeres del planeta-, pero jamás se nos ocurriría eso de salir a desfilar encueras. Enseñamos la punta de las nalgas cuando, de hecho, nos interesa “sofocar”, como decimos en cubita, a un papi… y si nos gusta nos quedamos con él, si no nos gusta, bueno, nos sirve de leña para el fuego de una noche.

Hace mucho pensamos y somos como ellos. Ufff… lo que pasa es que nuestra única gran traba somos nosotras mismas cuando ni siquiera tenemos el temple de admitirlo… Vamos chicas. La violencia no está permitida, claro que no, pero ocurre en ambos géneros a nivel de sociedad independientemente del machismo y del feminismo. Ataquen la violecia. No estamos en Irak donde nos caen a piedras. De hecho en el día a día si nos dejan nosotras mismas les caemos a piedras a ellos. Sean honestas. Ustedes conocen parejas donde la mujer es mucho más abusiva con el hombre que lo es viceversa.

Y que nos den piropos, coño. Muchos piropos. Tómenlos y sonrían. Cuando les digan que son bellas agradezcan porque les juro que de veras lo son. Las mujeres somos PRECIOSAS.

Y cuando uno de ellos les guste, denle un piropo también, que a ellos les encantan los halabos, como a todos los seres humanos del planeta. Como hacemos allá en Cuba: “papi, estoy metida contigo como un camioncito en un bache”… o lo que sea…

¿Ves?… somos igualitas… ¿por qué pretendemos que somos víctimas si en realidad lo que estamos actuando es totalmente anticuadas al no decir lo que nos justa a quien nos gusta? Pregúntense eso. Quizas la solución no es salir a la calle a protestar sino limpiar nuestras cabezas de todos esos tabúes que nos imponemos nosotras mismas.

Si somos religiosas o ateas no nos hace más ni menos superiores como ser humano. A quién quieren convencer cob eso. Si no les gusta Dios no crean. Si les gusta Dios vayan a la iglesia y cómprense un altar que les ocupe la mitad de la sala. No se es más o menos mujer por eso.

Ya paren de compararse con ellos. Aquí la competencia es con nosotras mismas. La clave es tratar siempre de ser mejor que la mujer que éramos ayer, o hace unos minutos. Y cuando digo ser mejor me refiero: como persona, no como género. El día que paren de competir con los hombres o con las demás bellas damas de nuestra especie, serán felices. Se sentirán completas. Pruébenlo por un día… Solo un día, y sabrán la diferencia.

Existen muchos países por el mundo en los cuáles SÍ existe abuso generalizado contra la mujer. Por ello hay que protestar, -lo mismo hombres que mujeres-. Hay que hacerlo con honestidad, ideas claras y muy humanas. No con nombretes como esos de “feminismo” que pierden toda credibilidad a la vez que seguidoras de la tendencia se lanzan a la calle a convertirse en la verguenza de todas las mujeres del mundo. femen2

Es que en general, hace mucho tiempo fuimos como los hombres. Hoy somos mejores y tenemos hasta medios para serlo. Querer ser como ellos es ir contra la ciencia, y no más que un pasito en retroceso, sobre todo evolutivamente.

Además, chica, ser feminista da estrés. Un estrés que nadie necesita. Y son más infelices siéndolos que no siéndolo, porque ni sus seres interiores se creen las mentiras que a si misma se están diciendo. Mentiras como por ejemplo: “salir con las tetas al aire me hace feliz” “atacar a las no-feministas por no serlo ya me hacen superiores” “quiero ser libre no valiente” “hablar grosero al hombre me hace como ellos”… bueno, esta última puede que sea verdad, pero repito… ¿quién rayos quiere ser como ellos”.

Y finalmente, el aborto es un derecho. Paren ya de criticar lo que hace el prójimo con su vida y con su cuerpo. Una niña o mujer que trae un hijo no querido al mundo es eso lo que trae. Un angelito que viene a sufrir al universo donde ya hay bastante sufrimiento. Al final, ustedes no le van a cuidar ni educar el hijo a nadie, ni son perfectas para andar por el mundo con las tetas al aire dando clases de moral a quienes la necesitan MUCHO menos que ustedes.

Dejen de juzgar al prójimo y ocúpense por ayudar a todos, ya sean hombres o mujeres o animales de cualquier especie. Todo el veneno que echan al mundo se los están echando encima a ustedes. Toda esa guerra no es más que una lucha contra sus propias inseguridades.

Paren ya, yo se los pido. Paren de ensuciar el género femenino con esas tendencias retrógradas y móntense en la rueda del HOY, tiempos en los que somos pro-mujer, y muy feliz de serlo.

Salud mis bellas…

Jocy Medina

LOS LIBROS DE JOCY MEDINA


021-5x8-Stacked-Hardcover-Book-Mockup-COVERVAULTPARAÍSO A LO CUBANO:

Una novela de olores y obsesiones: Dalia es una joven bella cuyo único interés es jugar voleibol. Pero Waldo, el vecino de enfrente, un psicópata chivatón, la acosa sin descanso. Cuando un apuesto brasileño promete convertirse en la salvación de Dalia, Waldo la reporta como jinetera y la encarcela en un centro de detención para prostitutas. Del oscuro hueco existencial la salvan, un amigo que la adora, una abuela que predice las tormentas a través de la religión Yoruba y un amor sincero que ella encuentra donde menos lo imagina. Dos preguntas rigen el curso de esta historia: ¿Qué delitos no comete un ser humano para sobrevivir? y, ¿qué locura no comete un hombre por ese triángulo mágico llamado “la vagina”?


HABANA DURAamazon-5-star-imagebride

En “Habana Dura” de una botella lo mismo sale ron, que un amante, que un enemigo, que un embarazo, que la aventura más excitante y emotiva de la vida. Escrita con el tono erótico y poético que caracteriza a Jocy Medina, la novela relata la historia de María, una joven de holguinera que queriendo hacerse mujer huye a La Habana, una ciudad donde sólo a golpe de amor, rabia, ron, sexo y mucha picardía, se sobrevive. En sus escenas vivirás ambas caras del turismo sexual en Cuba y explorarás el lado más oscuro de los hombres. Conocerás jineteras, violadores, chismosos, chivatones y como si los vivos no fueran suficientes, conocerás hasta los muertos de la isla. Más que una novela, “Habana Dura” es un viaje a Cuba en los años 90, a la Cuba real que viven los cubanos y leyéndola sentirás que te corre a Cuba hecha letra por las venas.

Prefieres la poesía?… aquí un poemario por Jocy Medina

MANOS ESCONDIDAS (poemario)

Fiel a la frescura poética cubana, “Manos Escondidas” es un recuento literario de las aventuras íntimas y existenciales de una mujer. En este, su primer poemario, Jocy Medina navega las encrucijadas que moldean el imaginario de su tiempo, con poemas tan intensos como livianos que filtran temas como las quiméricas realidades que rige el amor moderno, la crianza de nuestros hijos —a veces, basada en enseñanzas de mundos que ya no existen—, la eterna melancolía por la sabiduría de nuestros abuelos y las huellas que deja la vida lejos de nuestra tierra. Estos versos dejan entrever las verdades que hicieron mujer a esta poetisa o, sin más, “los dolores que esconde su sonrisa”, como siempre los describe ella.

Obtén el poemario “Manos Escondidas” Aquí

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. luigi dice:

    QUE BUENO TU REFLEXION SOBRE EL FEMISMO NO ESTOY DE ACUERDO CONTIGO EN OTROS TEMAS COMO LO DE SER VICTIMA EN LA YUMA POR SER EL CUBANO HOMBRE NUEVO UNA CONSECUENCIA DE LA REVOLUCIÓN QUE LO CREO Y LE HIZO PERDER LA DISCIPLINA DE ANTES 1970 DONDE EL CUBANO ERA EL EJEMPLO A SEGUIR DE TRABAJADOR QUE HASTA REFUSABA AYUDA DEL GOBIERNO EN USA AL LLEGAR. PERO AQUI EN EL TEMA DEL FEMISMO ERES UN EJEMPLO DE MUJER LA VERDAD… POR ESO MISMO HACE RATOS TOY CASADO CON MI CUBANA AUN CON DISCORDIAS EN LO QUE TIENE QUE VER LO DEL HIMBRE NUEVO. LO QUE UNO DE SALVADOREÑO PONE EN SU LUGAR A LA CUBANA Y ELLA TAMBIENA UNO EN LO QUE SABE COMO ESTE MISMO TEMA DEL FEMINISTAS TREMENDO RESPETO PA LA MUJER CUBANA EN ESTO… LLEVAMOS 15 AÑOS CON UNA HIJA BELLA SE 10 años Y ALLI VAMOS PAREJA LATINA Y UNIDA JAMAS AERA VENCIDA!!!

    sigue asi hablandole a las feministas de aqui pa que aprendan…

    besitos

    Me gusta

  2. luigi dice:

    EN LA CUBA SOCIALISTA O COMMUNISTA NO HAY AMIGOS AOLO HAY INTERESES MAS NAAAAA

    LA REALIDAD Y AL SALIR AL YUMA EL CUBANO TRATA LO MISMO Y SE TOPA A UN MURO LA REALIDAD.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s