Habana Dura: contada por el violador

Yo forcé a una mujer. Dos veces. Ahora júzguenme y si quieren, paren de leer. Para los que quieran saber la verdad, esta esta mi versión de la historia. (Esta carta tiene contenido violento y sexual, si es sensible no siga leyendo) Yo conocí a Belinda en uno de mis viajes a  Holguín, una india bella de…

A DeNiro le gusta Habana Dura…

Compra el e-book de Habana Dura directamente a Jocy aquí, ($5.00) vía Paypal:    Más que una novela, HABANA DURA, es un viaje a Cuba, a la que vivimos muchos cubanos, no a la que visitan los turistas… Escrita con el toque erótico-poético que caracteriza a Jocy Medina, Habana Dura cuenta las aventuras de María, una bella…

HABANA DURA: La inútil persecución del hombre

Crítica por Renato A. Landeira Drama y sexo vacío. Decadencia. Desazón. Interés. Asco. Falsos amores sometidos a la necesidad. ¿Cuántos –pocos- dólares cuestan cien libras de dignidad? El Periodo Especial no es el de Cuba, sino el de la propia María en sus adentros, amargando su carácter y desmotivando toda ambición con la que creció:…

Habana Dura (41): Huyendo a Italia

Un ramo de flores esperaba por ella en Roma. Y todo dejó de parecer mentira cuando detrás del ramo de flores vio al hombre que la había invitado a volar y no metafóricamente, fuera de Cuba. Tocar tierra ajena y comenzar a extrañar la suya sucedió al unísono. El olor del café que Luciano colaba…

Habana Dura (40): La única salida

María esperó a que el sol se escapara al mismo infinito que en unos meses se robaría a su David. La brisa le fue secando las lágrimas y en cuanto el azul del mar oscureció con todas sus ganas, salió rumbo a Siboney, a ver si en David quedaba alguna esperanza. El guardia de la…

Habana Dura (39): El colmo de la desesperanza

Llegando al edificio de Belinda, María escuchó las voces de los hombres que jugaban dominó bajo el foco de la entrada y eso la incitó a recoger cuanta piedra vio en la acera. Al llegar al edificio, les mostró sus manos llenas de piedras y les advirtió: “Si alguno abre la boca cuando yo entre…

Habana Dura (38): Terror a un compromiso

María quedó en un silencio que ni ella misma supo que guardaba. David ofrecía una versión de “amor” que ella jamás había escuchado. Lo miraba, esperando que dijera más, a ver si había entendido bien que “viceversa” era para David, la clave de la relación entre ellos. De ese “viceversa” nacía la pregunta “¿Cómo hacer…

Habana Dura (36): Nunca están lejos los que quieren verse

María bailó su primer set con el recuerdo de David clavado en su espalda, y cada vez que Rogelio aplaudía gritando su nombre, era un puñado de sal que caía en sus heridas. Y como en tiempos de flojeras los pensamientos flojos reinan, tan pronto llegó el intermedio del show María fue a ver a…