Nada en la nada (un poema meditación)

  Para recibir poemas del libro Manos Escondidas directamente a tu correo:  deja tu correo en esta lista Pintura por: Adam Bentley, “The Water Series”

Felicidad microbiológica (Universidad de La Habana)

Fue el primer día de clase de Laboratorio de mi carrera como microbióloga que yo me asomé al ocular de un microscopio y pude ver con mis ojos el movimiento constante que existe en la esencia de nuestra realidad física. Por mucho que el profesor pidió que miráramos a la pizarra, mis ojos no se…

Muerte de un amor que no murió…

Murió el amor me tiró al vacío… esta vez desde tan alto que me fracturó la paz. Yo respiraba, pero no llevaba hueso intacto ni pulgada de sueño sano, con qué caminar. Llevó sus dedos a mi boca, y pensé… este rojo sabe a odio. esta sal viene del odio. este odio sabe a él. Yo no lo quiero querer,…

Habana Dura: contada por el violador

Yo forcé a una mujer. Dos veces. Ahora júzguenme y si quieren, paren de leer. Para los que quieran saber la verdad, esta esta mi versión de la historia. (Esta carta tiene contenido violento y sexual, si es sensible no siga leyendo… Por Sandro, Habana Dura) Yo conocí a Belinda en uno de mis viajes a  Holguín,…

Habana Paraíso: Prólogo

Cuando la noche cierra su telón, todo queda a oscuras. Y no por falta de estrellas sino por falta de petróleo con que dar luz a la ciudad. Aparecen los quinqués y las caras semi-alumbradas de gente que quiere seguir viendo. Llega el día y toca navegar penumbras diferentes: las de resolver, conseguir, inventar y ser, en un…

Regresar…

Regresar es un boomerang… que nos lleva al pasado a cortarnos la cabeza es visitar a quien hace tanto que no somos sabiendo lo que nos costó esa presencia. Es vivir cárceles de las que ya salimos es estremecer rejas que rompimos es meter la cabeza en un cubo de ilusiones convencidos de que ahí no hay caminos. Es restarle años a la inocencia, añadirle hielo…

HABANA DURA: La inútil persecución del hombre

Crítica por Renato A. Landeira Drama y sexo vacío. Decadencia. Desazón. Interés. Asco. Falsos amores sometidos a la necesidad. ¿Cuántos –pocos- dólares cuestan cien libras de dignidad? El Periodo Especial no es el de Cuba, sino el de la propia María en sus adentros, amargando su carácter y desmotivando toda ambición con la que creció:…

Habana Dura (41): Huyendo a Italia

Un ramo de flores esperaba por ella en Roma. Y todo dejó de parecer mentira cuando detrás del ramo de flores vio al hombre que la había invitado a volar y no metafóricamente, fuera de Cuba. Tocar tierra ajena y comenzar a extrañar la suya sucedió al unísono. El olor del café que Luciano colaba…

Habana Dura (40): La única salida

Habana Dura, en Amazon María esperó a que el sol se escapara al mismo infinito que en unos meses se robaría a su David. La brisa le fue secando las lágrimas y en cuanto el azul del mar oscureció con todas sus ganas, salió rumbo a Siboney, a ver si en David quedaba alguna esperanza….

Nota de Prensa: la Cuba que viven los cubanos

Nota de Prensa, por Ana Irinna, Venezuela. – El lanzamiento del libro Habana Dura de la novelista cubana Jocy Medina se realizó en el mes de Julio del 2016 en la ciudad de Ottawa, Canadá y en el mes de agosto salió en venta al mundo vía Amazon. (Encuéntrala aquí: https://www.amazon.com/dp/b01kp8wxb0) Escrita con el toque erótico-poético que…

Habana Dura (39): El colmo de la desesperanza

Llegando al edificio de Belinda, María escuchó las voces de los hombres que jugaban dominó bajo el foco de la entrada y eso la incitó a recoger cuanta piedra vio en la acera. Al llegar al edificio, les mostró sus manos llenas de piedras y les advirtió: “Si alguno abre la boca cuando yo entre…

Habana Dura (38): Terror a un compromiso

María quedó en un silencio que ni ella misma supo que guardaba. David ofrecía una versión de “amor” que ella jamás había escuchado. Lo miraba, esperando que dijera más, a ver si había entendido bien que “viceversa” era para David, la clave de la relación entre ellos. De ese “viceversa” nacía la pregunta “¿Cómo hacer…

Habana Dura (35): Bronca de María con el guardia

La historia de David horrorizó a Belinda. Ella le sugirió a María que primero fuera a la escuela y no se fuera de allí hasta que le dieran una carta que acuñara que ella trabajaba legalmente para el Hotel Inglaterra. Y que de allí, fuera directo a explicarle porque ella salía del hotel en brazos…

Habana Dura (34): De jinetera a madre

Las rodillas de María tocaron el cemento, iba a echarse a llorar pero un Lada verde le pitaba para que se quitara de allí, pues quería parquear en ese hueco. Ya de pie, María comprobó que había muchos policías transitando y en el Parque Central parecían haber dos chicas esposadas en el mismo banco en…

Habana Dura (33): Turismo sexual, te compro a $5 la libra

Llegaron a casa de David con toda la frialdad de la noche escondida en el cuerpo de ella. Pero, un abrazo de 9 horas que David le dio, derritió todos los hielos que sentía. Sherlock los despertó casi a las 5 de la tarde para recordarle a David que habían quedado en irse a Trinidad…

Habana Dura (30): De vuelta a las garras de Sandro

El día de irse de casa de Julia amaneció sin lluvia. David la dejó allí esa mañana y ella le dijo que a esa casa no la tendría que llevar más. A David lo asustó la noticia, pero recibir la dirección a donde iría lo alivió. Es la casa de mi tía. Cuando me extrañes,…