HABANA DURA: La inútil persecución del hombre

Crítica por Renato A. Landeira Drama y sexo vacío. Decadencia. Desazón. Interés. Asco. Falsos amores sometidos a la necesidad. ¿Cuántos –pocos- dólares cuestan cien libras de dignidad? El Periodo Especial no es el de Cuba, sino el de la propia María en sus adentros, amargando su carácter y desmotivando toda ambición con la que creció:…

Habana Dura (41): Huyendo a Italia

Un ramo de flores esperaba por ella en Roma. Y todo dejó de parecer mentira cuando detrás del ramo de flores vio al hombre que la había invitado a volar y no metafóricamente, fuera de Cuba. Tocar tierra ajena y comenzar a extrañar la suya sucedió al unísono. El olor del café que Luciano colaba…

Habana Dura (40): La única salida

Habana Dura, en Amazon María esperó a que el sol se escapara al mismo infinito que en unos meses se robaría a su David. La brisa le fue secando las lágrimas y en cuanto el azul del mar oscureció con todas sus ganas, salió rumbo a Siboney, a ver si en David quedaba alguna esperanza….

Nota de Prensa: la Cuba que viven los cubanos

Nota de Prensa, por Ana Irinna, Venezuela. – El lanzamiento del libro Habana Dura de la novelista cubana Jocy Medina se realizó en el mes de Julio del 2016 en la ciudad de Ottawa, Canadá y en el mes de agosto salió en venta al mundo vía Amazon. (Encuéntrala aquí: https://www.amazon.com/dp/b01kp8wxb0) Escrita con el toque erótico-poético que…

Habana Dura (39): El colmo de la desesperanza

Llegando al edificio de Belinda, María escuchó las voces de los hombres que jugaban dominó bajo el foco de la entrada y eso la incitó a recoger cuanta piedra vio en la acera. Al llegar al edificio, les mostró sus manos llenas de piedras y les advirtió: “Si alguno abre la boca cuando yo entre…

Habana Dura (38): Terror a un compromiso

María quedó en un silencio que ni ella misma supo que guardaba. David ofrecía una versión de “amor” que ella jamás había escuchado. Lo miraba, esperando que dijera más, a ver si había entendido bien que “viceversa” era para David, la clave de la relación entre ellos. De ese “viceversa” nacía la pregunta “¿Cómo hacer…

Habana Dura (35): Bronca de María con el guardia

La historia de David horrorizó a Belinda. Ella le sugirió a María que primero fuera a la escuela y no se fuera de allí hasta que le dieran una carta que acuñara que ella trabajaba legalmente para el Hotel Inglaterra. Y que de allí, fuera directo a explicarle porque ella salía del hotel en brazos…

Habana Dura (34): De jinetera a madre

Las rodillas de María tocaron el cemento, iba a echarse a llorar pero un Lada verde le pitaba para que se quitara de allí, pues quería parquear en ese hueco. Ya de pie, María comprobó que había muchos policías transitando y en el Parque Central parecían haber dos chicas esposadas en el mismo banco en…

Habana Dura (33): Turismo sexual, te compro a $5 la libra

Llegaron a casa de David con toda la frialdad de la noche escondida en el cuerpo de ella. Pero, un abrazo de 9 horas que David le dio, derritió todos los hielos que sentía. Sherlock los despertó casi a las 5 de la tarde para recordarle a David que habían quedado en irse a Trinidad…

Habana Dura (31): El misterio de casa de Nieves

María siguió el rumbo que recordaba llevaba a casa de Nieves. La reja estaba cerrada, así que gritó su nombre desde afuera. Como nadie la escuchó, la volvió a llamar. Y antes de desistir, la llamó lo más alto que su voz le dio.  ¿Mima, cuál es la bromita de mal gusto? – dijo desde…

Habana Dura (30): De vuelta a las garras de Sandro

El día de irse de casa de Julia amaneció sin lluvia. David la dejó allí esa mañana y ella le dijo que a esa casa no la tendría que llevar más. A David lo asustó la noticia, pero recibir la dirección a donde iría lo alivió. Es la casa de mi tía. Cuando me extrañes,…

Habana Dura (29): Demasiado ron

Ojo: Contenido sexual, no lea si es sensible. La calle era un diluvio para cruzarla y María esperó sentada en el portal de Tropicana, por casi seis horas, desafiando viento, truenos, y todos los demás caprichos del huracán hasta que David la viniera a buscar. David la encontró en lo oscuro, sentada contra una pared…

Que te lo diga Norah…

“Come away with me. I got to see you again.” Norah Jones Olvidé amar sin perder los sesos caminar sin mover los pies respirar sin implicar el pecho jugar a nunca perder. Olvidé pedir que me quisieras que me quedaras siempre.. olvidé lo que necesitaba y morí, con lo que nunca necesité… Practiqué.. lo que diría después. Salieron flechas, cosas como: murmuran…

Habana Dura (28): Un extranjero conquista a una cubana

María clavó el billete que le dio el cliente debajo de sus tetas. En cuanto sus pupilas lograron ver de quien provenía aquel dinero, casi se cae de la tarima. ¿Pero David, que tú haces aquí? – le preguntó. Vine a traer a mi amigo Sherlock a que conociera Tropicana, otra belleza de la Habana. ¡Ay sí, no…

Habana Dura (26): Bellezas cubana de la Habana

Un extranjero vino a donde María y le avisó “Yo no vine a lo mismo que ustedes”. Sin pedir permiso se sentó en el banco junto a ella y dejó que el humo de su cigarro nublara el ánimo tranquilo que hasta entonces, reinaba en el parque. ¿No viniste a lo mismo que quién? – dijo María…

Habana Dura (24): El hijo de Camilo

La lluvia perfecta para un aguacero de besos, los despertó. La nariz de Camilo disfrutaba despertar cerca del cuello de ella donde vivía lo más fuerte de su olor. Yo creo que aquel día jugando a engancharte termine enganchada yo. Fue lindo volar. Tú no eres tú la única que vuelas en esta relación. Pero…

Habana Dura (21): El divorcio del italiano

Por los pasados 20 años ese viaje de Roma a Florencia lo regresaba a casa de algún viaje  de negocios. Un trayecto aburrido y liviano. Pero ese día, Luciano manejaba cargado de los plomo de las últimas veces. Con aires de guerra. Al Alessia, la mujer de Luciano, ver que el carro que parqueaba en su villa…

Habana Dura (19): Satisfacer a una cubana

Los tragos condujeron a una fiesta en la habitación del italiano. Pero tanto alcohol durmió a María. Luciano aprovechó para irse a la esquina de la habitación, y bajo una tenue lamparita escribir poemas de las huellas que hasta entonces María había tatuado en él. Al día siguiente, al leerlo, supo que era una nota de amor. Yo…

Habana Dura (18): Italia sana a una cubana

A María le tocó tragar lo seco de no tener nada con que tragarse un comentario tan indignante. Se enfocó en prepararse para su “operación italiano” y borrar con ello la operación “recogida de guajiras” que torturaba su mente. Con una bolsa en cada hombro caminó rumbo al punto de encuentro. Llegando, desde lejos, se…

Habana Dura (10): El baile, siempre fue el baile

Entrando a casa fue directo al casete que una maestra de baile le había regalado y dedicado a ella. En la carátula decía, “la clave no es soñar, es saber soñar”. Algo le dijo a María que quizás la maestra sabía que bailar era su camino, incluso mucho antes que ella lo descubriera. Loca por…

Habana Dura (8): Buena Vista

Camilo frenó frente a un edificio, que según él, era el de la dirección del sobre. ¿Y cómo sabes que es este, si no tiene número? – Preguntó ella. Por los números de las casas de al lado que como están cercadas tienen números. Aquí en la Habana la gente le arrancan los números a…

Habana Dura (3): Por fin libre

El militar, sentía que la “adelantadita” que María había pedido ya se había hecho larga. Buscaba un lugar donde dejarla, pero las notas del perfume de ella tocaban serenatas con las teclas de sus sesos. Era difícil parar el Jipi y terminar esa “botella” sin saber un poco más de ella. ¿Y tú a qué…

Novela de amor y picardía cubana: Habana Dura, por Jocy Medina

Escribí esta novela para provocarte, porque me gusta retar al mundo a que tome conciencia de sus motivaciones. María Mariposa te va a provocar con vivencias y disyuntivas de la realidad cubana, para que no tengas de otra que preguntarte: ¿Y yo en su lugar, qué haría? Jocy Medina Más que una novela, es un viaje a Cuba. Excitante…

Boda por cerveza – El final

El final del cuento de una brasileño que se enamora de una cubana, y lo que ella hace convierte un lindo amor, en un amor imposible.

Relaciones con cubanas: Un feminismo inteligente

La gente asume que en Cuba, el hombre es machista y que la mujer no es feminista. La mujer cubana nace con el don de la independencia femenina, del respeto a su género y por ende, siempre sabe su lugar. Es buena madre, buena hija, buena amante, buena amiga; y su femineidad es mas real…