Habana Dura (6): Mejor a las cuevas que al infierno (En Matanzas, Cuba)

María radiaba armonía en su primera mañana de “ser mujer”. Arriba dormilona vístete. – Le dijo Camilo que ya hace rato ya estaba en pie. ¿Pero qué tú haces ya vestido? – Preguntó ella estirándose. Para irnos a las Cuevas. Ya limpié y organicé todo para irnos. Pero tú sin ropas remoloneándote en esa cama…