Amigos del enemigo (11): Mejores amigas

Al verme, Janet corrió a mí con la misma alegría que yo ella. Pueden pasar 100 años, que el abrazo de una verdadera amiga jamás pierde su fuerza. Nos abrazamos con amor de quienes llevan un año extrañándose. . Nos sentamos a conversar. A dejar que lo que le quedaba a la tarde llenara los…